Como con la ropa, los accesorios o el peinado, debemos estar atentas a los cambios en el maquillaje que nos trae el nuevo año. La sencillez y la naturalidad son al parecer el punto de partida; pero que nadie se equivoca, es una naturalidad muy controlada con un maquillaje bien medido y una sencillez conseguida con una aplicación nunca excesiva. Personalmente prefiero las caras realmente lavadas. Se presenta un año duro…

Primero hablaremos de la boca y las manos. Los labios preferirán los tonos rosas, marrones y rojos fuertes, tendiendo a no destacar demasiado, pero aprovechando sus posibilidades; el gloss continuará en el candelero en toda su gama, más o menos brillante. En los dedos, por el contrario, apostaremos por colores fuertes y brillantes, con destellos y purpurina. Azules, dorados, verdes, plateados… More