Browse By

Peinados para todo tipo de pelo

Si tienes el cabello largo  y  espeso tus aliadas de esta temporada siguen siendo las trenzas. Un recogido sencillo puede convertirse en un peinado ideal para una cena si antes de atar el pelo te haces una o dos pequeñas trenzas con un mechón en cada lado y las recoges junto al resto de la melena en un moño no muy alto y con algún mechón suelto que enmarque mejor tu rostro.

Se trata de un estilismo informal, fresco y muy juvenil que le dará un aire diferente al socorrido moño cuándo no hay tiempo para alisar y cepillar la melena tanto como nos gustaría.

Aprovecha al máximo tú tiempo sacando partido de la moda de los peinados despeinados que te permitirán estar siempre perfecta…sin estarlo en absoluto.

braiding

© Anton Maltsev – Fotolia.com

¿Pelo fino? ¡Deja que cobre vida!

¿Tienes un pelo fino y muy lacio? ¿No sabes que hacerle para que su aspecto sea más divertido? Prueba a cortarlo en capas para darle más espesor y peinar las puntas hacia fuera. Un poco de gel y unas planchas de cerámica es todo cuánto necesitas para que un pelo que parece sin gracia se convierta en algo mucho más divertido.

Toma algunos pequeños mechones y pon el gel desde la mitad del pelo hacia la punta. Con las planchas saca hacia fuera las puntas, dejando que otras caigan en su forma natural. Es un truco que funciona especialmente bien con melenas cortas.  Si quieres darle un toque aun más especial y desenfadado utiliza unas poquitas mechas de colores. Si eres morena pon alguna mecha fina en azul, o rosa si eres rubia. Por supuesto nada permanente, utiliza unas extensiones con pinzas, muy sencillas de colocar y que le darán otro aire a tu pelo, pero solo por una noche.

¿Y si mi pelo es rebelde?

¿Tu pelo es de esos que no se dejan peinar de forma alguna? ¿No aguanta liso ni diez minutos pero rizo tampoco parece querer estar? No luches con tu pelo, potencia sus ondas y juega con ellas. Un gel en mousse después del baño y el difusor de tu secador del pelo son los mejores aliados con este tipo de melena. No intentes que quede rizo, tan solo juega con su forma natura. Te sorprenderán los resultados que puedes conseguir.

Y si buscas algo más sofisticado para ir a cenar, este tipo de pelo es ideal para conseguir el efecto ondas años cincuenta tan de moda. Unas horquillas invisibles serán tus cómplices para que el pelo permanezca dónde tiene que estar durante toda la noche.