Browse By

Maquíllate con las nuevas tendencias

Como con la ropa, los accesorios o el peinado, debemos estar atentas a los cambios en el maquillaje que nos trae el nuevo año. La sencillez y la naturalidad son al parecer el punto de partida; pero que nadie se equivoca, es una naturalidad muy controlada con un maquillaje bien medido y una sencillez conseguida con una aplicación nunca excesiva. Personalmente prefiero las caras realmente lavadas. Se presenta un año duro…

Primero hablaremos de la boca y las manos. Los labios preferirán los tonos rosas, marrones y rojos fuertes, tendiendo a no destacar demasiado, pero aprovechando sus posibilidades; el gloss continuará en el candelero en toda su gama, más o menos brillante. En los dedos, por el contrario, apostaremos por colores fuertes y brillantes, con destellos y purpurina. Azules, dorados, verdes, plateados…

maquillaje

Predominará el maquillaje de ojos que los haga naturales y neutros, aunque bastante intensos y felinos. Veremos muchos negros y grises, a veces con lápiz blanco dentro del ojo para agrandarlo. Pero la gran novedad del año será el eyeliner invisible (conforme a la técnica llamada tightlining; pintar la línea de agua de arriba, incluido entre las pestañas), otro truco para aparentar naturalidad.

Caras limpias por principio, marcadas por inercia

También nos encontraremos con mucho cat eye y smokey eye. Ya sabéis, esos colores fuertes que realzan dramáticamente los ojos y ese ahumado difuminado en grises, azules y negros metálicos o mates que personalmente creo que le queda bien a muy poca gente. Si no, podemos recurrir a los turquesas, celestes y añiles subrayando el ojo, que sobreviven también, tanto en la cara como en las uñas.

En cuanto a la cara, hay que insistir en que la cara lavada no pasa de ser una apariencia. Nada de mates, bienvenidos la luminosidad y la frescura. Triunfan los pómulos bien marcados, muchas veces en melocotón, a veces con acabados metálicos. En general se busca en los rostros un acabado perfecto con un toque dorado (en tierra, bronce, oro) que a mí personalmente no me termina de convencer.

Parece que la gran sorpresa en general, en ojos, labios y manos, será el verde menta. Atrevido, divertido y totalmente combinable. Y hablando de atrevidas a las que lo natural no les va nada, atentas chicas, estáis de suerte, podréis encontrar para vuestros delineados exagerados apliques brillantes y bastante llamativos. Buena idea para no pasar desapercibida en una fiesta, aunque poco aplicable en nuestro día a día.