Browse By

Los dientes también se visten de moda

Los famosos ya no saben que hacer para llamar la atención y situarse en la vanguardia de todas las tendencias. La última moda en aparecer ha sido la del bling dental. Es decir, las fundas dentales colocadas por motivos puramente estéticos.

Si ya en los ochenta había querido abrirse hueco con aquellas horrorosas y súper horteras fundas de oro que algunos músicos ponían en sus dientes, ahora parecen haber llegado con más fuerza y con diferentes tendencias dispuesta a invadir las bocas de los famosos más “in” del planeta.

brackets

En algunos casos todo se queda en un falso corrector dental de colores, pero en los más extremos la persona se pone fundas con metales preciosos y piedras engarzadas.

Muchas famosas sonríen mostrando sus blings

Aunque en los ochenta la moda del oro era más propia de hombres, sobre todo de músicos de rap y solo algunas forofas de esta tendencia como Madonna se atrevieron a lucir algún dorado en su sonrisa, en la actualidad las mujeres se llevan la palma.

Nuevamente la ambición rubia se ha vuelto a subir al carro de las que decoran su sonrisa y esta vez lo ha hecho a lo grande, con unas ostentosas fundas que cubren todos sus dientes superiores.

Pero no ha sido la única en dejarse fotografiar de esta manera, Riahnna, Kate Perry, Lady Gaga o la que últimamente parece ser el perejil de todos los platos, Miley Cyrus, también se han apuntado a esta moda en alguno de sus diferentes estilos.

Cuidado con las versiones caseras

Sin embargo no todo es divertido y desenfadado en esta moda. En algunos países muy pobres la moda de ponerse simples brackets ha tenido tanto éxito que algunos adolescentes han intentado recurrido a clínicas clandestinas o a imitaciones que se venden en mercadillos callejeros al no poder comprar los aparatos auténticos.

El resultado es que dos personas han muerto en Tailandia debido a las infecciones causadas por estos correctores que no ofrecen ninguna garantía ni cumplen con las mínimas condiciones higiénicas.

Sin llegar a estos casos tan extremos es fácil dañar alguna pieza dental si uno se coloca un aparato que no cumple con los requerimientos básicos ni está adaptado a su boca.

Así que si quieres apuntarte a esta moda algo excéntrica no dudes en hacerlo con todas las garantía sanitarias y poniéndote en manos de buenos profesionales que elaboren unas fundas a medida para no dañar tu boca ni tu salud.