Browse By

Los cortes de vestido que mejor sientan a nuestras curvas

La moda no siempre resulta favorecedora para todo tipo de cuerpos. Cuando se tienen unos kilitos de más o simplemente  curvas muy femeninas los cortes actuales, diseñados para tipos muy rectos, pueden no sentarnos mal y no resaltar las cualidades que se tienen.

Uno de los temores principales de las mujeres es que la ropa nos marque en exceso los llamados “michelines”. Es natural tener algo de tripita, pero mejor un vestido de lycra demasiado pegado al cuerpo puede convertir esto en algo antiestético. El corte princesa, tan de moda, puede ayudarte a evitar que la atención se fije en esta parte de tu cuerpo.

Pero cuidado, si escoges modelos excesivamente vaporosos y muy pegados en el pecho puedes crear el efecto “premamá”, que tan poco favorece. Las telas de algodón y raso que tienen mucha caída serán tus aliadas, evita las lycras, poliésteres y tejidos que se pegan como una segunda piel.

vestido

© Photographica – Fotolia.com

Las caderas y el pecho

Si eres una mujer con caderas y pecho generosos deberías de alegrarte pues está demostrado que pese a lo que los diseñadores de moda nos quieren meter por los ojos posees el tipo más envidiado por el resto de las chicas y que más atrae a los hombres.

Sin embargo hay determinadas prendas que no te favorecerán nada. Saca partido a tu escote con cortes en V y utiliza ropa con un corte entallado pero no pegado a la piel. Escapa de los pantalones de cadera y tiro bajo, ya que se marcarán justo en las caderas y visualmente te harán parecer más ancha. Además pueden clavarse en la carne creando el terrible efecto “lorza”. Los tiros medio altos naturales con un poco de caída sacarán todo el partido a esta zona.

Si eres alta te favorecerán los vestidos y las faldas por la rodilla o incluso más abajo ya que estilizarán tu figura.

La ropa interior más de moda

Esta temporada la ropa interior moldeadora está de última moda. Si ya venía con fuerza en las últimas temporadas este año ha terminado de cuajar y en todos los escaparates se ven femeninos y seductores bodys reductores, vestidos moldeadores y faldas-faja.

Todas estas prendas están muy lejos de las ortopédicas fajas con corchetes de nuestras madres y se trata de ropa muy cómoda, con una apariencia tan seductora como la lencería convencional y que nos ayuda a que todo siente un poco mejor ocultando los pequeños defectillos.