Browse By

El mejor escote

Para mí, el mejor escote es el más pronunciado, en toda ocasión. Claro que eso debe de ser porque soy un hombre. Pero mi primitivo cerebro alcanza a vislumbrar que, en realidad, no hay un escote mejor, sino que hay momentos y momentos, escotes y escotes. Y cada ocasión tiene su escote. A continuación intentaremos saber cómo acertar a la hora de elegir.

No vestiremos de la misma forma en una primera cita, en el trabajo o en una fiesta, y el escote es uno de los elementos a tener en cuenta. Los dos escotes más habituales en estos tiempos son el escote en V y el redondo. Este último es el más versátil y fácil de combinar, mientras que el primero, en V, es una elección más seductora y femenina no apta para todas las ocasiones.

escote

Otro gran éxito de la temporada han sido los palabras de honor de todos los tipos, excelentes elecciones para momentos informales por su comodidad, pero también para ocasiones especiales por su elegancia. El escote asimétrico, también muy presente en las últimas colecciones, es más propio para cuando sea necesario arreglarse un poco, así como el escote de tipo corazón.

No es fácil combinar tendencia y lo que nos queda bien

Pero hay otras formas a tener en cuenta, sobre todo porque pueden ser polivalentes. El escote Halter, por ejemplo, sirve para cualquier tipo de pecho y para cualquier ocasión. El escote de espalda resulta muy elegante, incluso si lo utilizas fuera de las ocasiones especiales en prendas ligeras y sencillas. Menos frecuente son los escotes cuadrado y de barco, pero son muy discretos y al mismo tiempo refinados.

Claro que no todos los escotes sirven para todos los tipos de pecho. Por ejemplo, el escote corazón no te favorecerá si tienes mucho pecho, y sobre todo si eres bajita, pues tiende a hacerte parecer más pequeña. Los asimétricos y en V hacen el efecto contrario. El palabra de honor, en cambio, ayuda a realzar el busto y las clavículas.

A veces es difícil hacer una elección acertada, pues no siempre es fácil combinar las tendencias de moda con los que nos queda bien. Pero es importante que te sientas cómoda con tu forma de vestir y que confíes en tu intuición (o en la de una amiga) a la hora de elegir. También dicen que el mundo es de las valientes, así que ¡no dudes en dejarte llevar de vez en cuando y tomar alguna decisión arriesgada!