Browse By

El estilo que llegó del frío

Con el invierno llega una buena ocasión para dar un nuevo aire a nuestra casa. Y ¿quién sabe mejor cómo crear un entorno acogedor que los escandinavos? Desde hace años, la decoración escandinava ha marcado un estilo propio basado en la practicidad, la sencillez y la modernidad. Hoy vamos a recordar unas cuantas pautas básicas para conseguir un ambiente nórdico en nuestra casa.

Existen numerosas webs de donde extraer ideas valiosas y en algunos casos de muy simple realización, o donde comprar artículos de decoración que nos ayudarán en nuestra búsqueda del hogar escandinavo modelo. Mencionaremos Emmas designblogg (http://emmas.blogg.se/), NordicDesign (http://nordicdesign.ca/blog/), Bungalow5 (http://bungalow5.dk/), Dos Family (http://dosfamily.com/) y Scandinavian retreat (http://scandinavianretreat.blogspot.com.es/) para que tengáis un poco de todo donde echar un vistazo.

scandinavian design

El primer elemento fundamental en el estilo escandinavo es la luminosidad. En la Europa boreal saben muy bien la importancia de aprovechar las fuentes de luz natural cuando esta escasea. Para conseguirlo, el principal instrumento son los grandes ventanales y los espacios diáfanos que permitan el libre flujo de luz. Así que nada de persianas, ni grandes muebles ni paneles para separar ambientes.

Sobriedad, elegancia y luminosidad

Los colores claros son el segundo elemento clave, siempre con la idea de aprovechar la luz y hacer que los espacios interiores parezcan mayores. Pero la paleta no se limita al blanco; al contrario, encontraremos muchos tonos pastel y grises no demasiado fuertes, incluso combinando varios en una misma habitación, sin llegar a hacer que nuestra cas parezca la de un arlequín.

El tercer vector de la decoración escandinava es la sobriedad en la decoración. Pero sobriedad no es sinónimo de seriedad o aburrimiento; se trata de evitar las estridencias, pero si echáis un vistazo a las webs que hemos mencionado veréis que, tanto hablando de mobiliario como de accesorios, los principios en alza son la imaginación y la sencillez.

El mobiliario escandinavo tiene ya toda una tradición de funcionalidad sin renunciar al refinamiento. Se imponen las líneas simples, prefiriéndose las curvas, que siempre dan mayor calidez a los ambientes. La austeridad, la contención antibarroca, es otro de los pilares sobre los que se sostiene la decoración escandinava.

Las alfombras pesadas que imiten piel animal también sirven, y otros apliques en madera, como percheros o pasamanos, pueden ayudar. El vidrio y la cerámica son los materiales preferidos para los accesorios y elementos decorativos, pero el estilo escandinavo parte de lo rústico y lo práctico, por lo que podemos recurrir al rico mundo del reciclado.