Browse By

Durmiendo a la moda

Cierto es que yo soy más de dormir en gayumbos, pero eso no quita que entienda y agradezca un poco de estilo entre las sábanas. Y es que también a la hora de irnos a dormir podemos estar a la última y seguir las tendencias sobre la ropa de dormir. Y no sólo para dormir, porque utilizamos muchas de estas prendas simplemente para estar más cómodos en casa.

Los camisones y los pijamas son las prendas más habituales en nuestras camas. Los pijamas estampados y los motivos infantiles serán las estrellas en nuestros armarios este invierno, tanto de manga larga como de manga corta. Como siempre para estar en casa, prima la comodidad, por lo que predominan materiales como el algodón o la franela. Prevalecerán los colores vivos, tanto en prendas lisas como en las demás.

pijama

Los camisones van de los más sofisticados a los más confortables. Se llevan en algodón (los más parecidos a los pijamas, también en cuanto a colores y motivos) o en seda, normalmente con escote en pico, si queremos introducir un poco de fantasía en nuestro cuarto. Muchos diseñadores han incluido encajes y vuelo en sus últimas creaciones de este tipo.

Del camisón al picardías, pasando por el esquijama

Los esquijamas, un clásico, se mantienen, como siempre, igual que los de corte masculino y las camisolas. Pero los esquijamas son una opción más para las noches de crudo invierno, y encontramos diseños muy divertidos con capuchas con orejas de animales, bolsillos a lo canguro, estampados fauna y muchas otros accesorios y detalles encantadores.

También hay que echar un vistazo a los saltos de cama o picardías, que no todo es dormir, jijiji. No son para usar todos los días, sino para esa ocasión especial en la que queremos sentirnos más atractivas. Atrévete con estos modelos tan sexys llenos de sedas, transparencias y diseños atrevidos (como los de La Perla y Victoria’s Secret). Este año, también los camisones ligeros y cortitos se vuelven provocativos.

Hay pijamas que son tan bonitos que es una pena dejarlos en casa. De hecho, muchos diseñadores y famosas se han apuntado ya a la tenencia de utilizar pijamas como ropa de calle, tendencia ideada en principio por tu vecina la que bajaba a por el pan en bata. Pero cuidado, es menos arriesgado combinar el pantalón de forma casual con partes de arriba ligeras y sencillas. ¡Apúntate a la moda!