Browse By

Cómo elegir el vestido de fiesta perfecto

Ha llegado el momento de la fiesta que tanto esperabas, has visto todos los maniquíes en Madrid habidos y por haber,  pero ¿aún no sabes cuál vestido ponerte? Dar con el vestido de noche indicado realmente no es tan sencillo como parece. Por eso, te daremos algunos consejos para que puedas lucir seductora y elegante en esa noche tan especial.
El color
La elección del color del vestido, es necesario hacerla en función al tono de piel que se posee. Así, por ejemplo, si tienes piel oscura lo más conveniente es que te inclines por colores discretos, como el negro, azul marino o gris oscuro. Descarta el marrón, porque esta tonalidad no hará más que difuminar tu silueta. En cambio, si posees piel clara, asegúrate de evitar el blanco y el amarillo y elige colores vivos, como el naranja, violeta y rojo, que te aportarán una cuota de glamour y distinción.
El negro es el color clásico para un vestido de noche y siempre es una buena elección. No obstante, las mujeres han comenzado a optar cada vez por los colores vivos y los metalizados.
El corte
Para escoger el vestido más indicado, también debes tener en cuenta tu morfología. Así, pues, si posees pechos prominentes, lo más conveniente es optar por un modelo que tenga escote cuadrado, preferentemente con mangas cortas o ahuecadas a la altura de los hombros, para destacar tus brazos. Si buscas afinar tus bustos puedes elegir un vestido con tirantes finos. En cambio, si tienes poco pecho, entonces te convendrá usar un sugerente escote en forma de pico o, de lo contrario, un vestido cerrado.
Si quieres disimular tus kilos demás, evita los vestidos de satén o seda, porque este tipo de tejidos resaltan las curvas, y opta por telas más bien opacas y de colores lisos. Lo mejor en estos casos es que te decidas por un modelo recto o de corte imperio y que no sea ajustado en la cintura, para que no te marque el vientre. El escote es preferible que sea redondo o en pico.
En tanto que si eres recta de cintura, puedes usar tirantes originales para captar la atención hacia el busto. También te sentará bien el corte imperio, pero cuida que el vestido te llegue al tobillo para que luzcas más glamorosa y esbelta.
La estatura es otro de los factores que debes tener en cuenta. De modo que si eres de baja estatura es mejor no usar un modelo que sea muy largo. Las chicas altas, por el contrario, pueden escoger cualquier largura.
En lo que respecta a los escotes, ya sean discretos, coquetos o sugerentes,  es importante mantener el buen gusto para que predomine la elegancia. No debes confundir un escote vulgar, que no deje lugar a la imaginación, con uno coqueto pero elegante. Aquí no se trata de mostrar más sino más bien de lucir fina y glamorosa.
En cualquier caso, lo esencial es sentirse cómoda. Por eso, antes de seleccionar el vestido debes probártelo, caminar con él y comprobar que el corte realmente te favorece. Sólo así sabrás si has encontrado el vestido perfecto para ti.
El lugar de la fiesta
El lugar donde se haga la fiesta también influirá en la elección del vestido. Por lo general, se suelen usar modelos largos, que lleguen al menos hasta los tobillos. Sin embargo,  el tipo de evento que se trate  y el sitio dónde se realizará será decisivo para escoger el vestido indicado. En el caso de las bodas, por ejemplo, nunca debes escoger un modelo blanco ya que ese es el color puramente exclusivo de la novia. En tanto que para las graduaciones, si asistes como invitada debes lucir un vestido de estilo casual, mientras que las graduadas conviene que lleven un vestido más elegante y, por supuesto, largo.
Accesorios y complementos
No importa si es verano o invierno, siempre lo ideal es usar medias, aún cuando las piernas no se vean.
Los zapatos deben ser de tacón alto, preferentemente fino o aguja, y tienen que ir combinados con el bolso. Reserva los zapatos bajos para otro momento y luce tus piernas y figura con unos bellos tacones. Claro que debes elegir un modelo de zapatos con el que te sientas cómoda y puedas caminar sin problemas.
Los accesorios con brillo son perfectos para usar con la vestimenta de noche, pues resultará más tu apariencia.
En cuanto al bolso de mano, éste debe ser pequeño pero con mucho estilo. Plata, negro y dorado, son los colores estrella.
Es recomendable llevar pocas joyas pero de calidad. Las perlas y diamantes nunca pasan de moda. Escoge el collar y los brazaletes según el diseño que vayas a lucir. Los collares colgantes y largos resultan estupendos para usar con escotes cuadrados, rectos, strapless o en bote. En tanto que las gargantillas o collares cortos de perlas, son perfectos para escotes en V.
Con respecto a los abrigos, si se trata de una fiesta en verano, puedes usar una una chalina o pañoleta de tejido vaporoso. Los chales abrigados y más cerrados resultan ideales para acompañar tu atuendo en un evento de media estación. Pero si la fiesta se realiza en invierno, debes optar por pachminas o pieles sintéticas, y no así chaquetas, ya que éstas sólo son apropiadas para usar con trajes de pantalón.
Maquillaje
Para resaltar tus rasgos faciales es importante que utilices maquillaje en polvos brillantes para acompañar tu vestimenta. Es recomendable que uses un tono de base de acuerdo al de tu propia piel y escojas los colores de acuerdo al vestido que lucirás.
Tendencias
Los vestidos lisos, sobre todo en negro y blanco, así como los estampados marcan tendencia en 2013.
En los diseños presentados por Calvin Klein puede observarse una combinación sencilla pero no por ello menos elegante: el blanco y negro. De este modo, los modelos, de cortes clásicos y confeccionados con telas satinadas, presentan pequeños detalles blancos en los vestidos negros y mínimos toques negros en los diseños blancos. Asimismo, la colección de Calvin Klein cuenta con vestidos con transparencias negras y fondo blanco.
Por su parte, Louis Vuitton también ha optado por el blanco y negro para sus diseños. De ahí que los vestidos a cuadros en estos colores neutros ya se han convertido en el último grito de la moda.
Rosa Clará también ha optado por los diseños bicolores, como por ejemplo en negro y azul o rosa y negro. Aunque el blanco y el negro forman parte también de sus últimas creaciones. A la vez, esta diseñadora ha apostado por los vestidos con inspiración helénica, con escote asimétrico y tejidos ligeros, que quedan muy bien combinados con un cinturón joya.
Consejo
Intenta escoger y comprar tu vestido al menos con cuatro semanas de anticipación a la fiesta, pues seguramente precisará alguna modificación para lograr un ajuste correcto.
¡Elige tu vestido!
La elección de un vestido de fiesta no es sencilla, ya que para ello deberás recorrer varias tiendas y puede ocurrir que el vestido que te guste no esté disponible en el talle o color que buscas, te resulte muy caro o posea algún detalle que no te convenza. Por ese motivo, es importante que te armes de paciencia, realices la búsqueda con tiempo y te hagas una idea de cómo debe ser el vestido que deseas.

 Imagen:

http://zankyou.terra.com