Browse By

Aprovéchate del moreno de tu piel

No queda nada para que se acabe el verano y recibamos al otoño y a la rutina que arrastra con ella esta estación. Pero eso no significa que debamos dejarnos de lado físicamente hablando. Con el sol estival nos hemos bronceado y probablemente tengamos una tonalidad muy diferente a la que empezamos el verano. Por eso es fundamental que pongamos mucha atención a la hora de cuidarnos el rostro para evitar que el color se nos vaya demasiado rápido de la cara y empiecen a aparecer esas manchas tan desagradables que a veces comienzan a nacer en nuestro rostro sin que nosotras podamos hacer nada.

Maquillaje

También es interesante que ahora que estás más morena cambies tus maquillajes habituales. Si tu piel ha adquirido una tonalidad o dos más, no puedes usar la base que empleabas cuando estabas más blanquita, por eso te recomendamos que tengas un maquillaje de verano y otro de invierno que se adapte a tu color. Y ahora es el momento de hacer uso del primero. Vete a tu tienda de confianza y hazte con uno diferente. Si además eres de las que sobre el maquillaje te pones polvos de sol, has de saber que de estos también hay diferentes tonalidades, asique compra el que más te favorezca en estos momentos.

Si estás bastante morena tienes que sacarte partido a los ojos. A una mayor tonalidad de piel le viene muy bien enfatizar los ojos. ¿Cómo? Con sombras. Si a menudo no las usas, el verano es la época perfecta para comenzar a hacerlo. Y si además sueles emplear un lápiz de ojos marrón para ser más discreta, te recomendamos que te pases durante estos primeros meses post-verano al negro.

Destacando los ojos en el rostro, lograrás una mirada más intensa y profunda. No hay ojos bonitos ni feos, cada color tiene su encanto, los claros llaman más la atención porque en España no estamos muy acostumbrados a verlos, pero los marrones oscuros tienen misterio, magia e invitan a conocerlos y perderte en ellos. Asique tengas el tipo de ojo que tengas, nunca digas que tus ojos no son bonitos, sólo tienes que intentar sacarte el mayor partido posible, y ahora con esa tonalidad dorada (en algunos casos) y morena (en otros) es el momento perfecto para hacerlo.

No dejes que la entrada del otoño robe protagonismo a tu rostro. ¡Sé guapa durante todo el año!